miércoles, 28 de diciembre de 2011

HAY ALTERNATIVAS


2º BACHILLERATO:

Este es el libro de lectura de la 2ª evaluación, del que tenéis que hacer un comentario sobre su contenido y mostrar vuestra opinión, de 20 líneas como mínimo, en esta entrada del blog.

Buscad respuesta a preguntas como:

  • ¿Cuál fué el origen de la crisis financiera internacional? 
  • ¿Cómo pudo gestarse una estafa financiera tan gigantesca?
  • ¿Cómo pudo llegar a quebrar parte del sistema bancario internacional sin que ninguna autoridad se diera cuenta de lo que pasaba?
  • ¿Cómo pudieron los bancos venderle a millones de inversores productos basura?
  • ¿Cuáles son las alternativas al neoliberalismo?
  • ¿Qué pueden hacer los gobiernos para salir de esta crisis?
  • Y nosotros, los ciudadanos ¿qué podemos hacer?


En este enlace tenéis acceso al blog de ATTAC donde podéis consultar y leer artículos de opinión de economistas que han escrito sobre el tema que nos ocupa y que pueden ayudaros a preparar vuestro comentario.



19 comentarios:

  1. Gemma Martínez Teruel5 de enero de 2012, 8:24

    En el libro hay alternativas se habla sobre la crisis que nos está afectando en la actualidad.
    El origen de la crisis internacional fue que bancos estadounidenses difundieron por todo el sistema financiero internacional, miles de productos financieros derivados de contratos hipotecarios, que hicieron quebrar a los bancos y a los inversores que los habían adquirido.
    Al principio el gobierno intentó evitar la crisis dando dinero a los bancos, pero estos en lugar de usar el dinero para quitar la deuda que tenían, siguieron dando préstamos a todos los que se lo pedían.
    En España se creó una gran burbuja inmobiliaria que hizo que los precios de las viviendas subieran mucho, lo que condujo a que solo se podían comprar casas las personas que tenía una renta elevada. Cuando la burbuja inmobiliaria estalló, gran número de personas se quedaron en el paro, lo que hizo aumentar mucho el número de parados en España.
    La tesis que tienen los neoliberales no es cierta, muchos estudios han demostrado que lo que realmente determina el nivel de empleo o desempleo no son las condiciones de los mercados de trabajo, sino las condiciones macroeconómicas.

    Para quitar el número de parados y que un país salga de la crisis, es necesario que haya más gasto público que privado, porque al haber más gasto público hace más falta mano de obra y al hacer más falta mano de obra, se contrata a más gente y de este modo hay menos gente en el paro y se puede salir antes de la crisis.
    Otra forma de salir de la crisis sería subir los impuestos a las clases más adineradas y a las empresas cuyos beneficios no están volviendo a la economía productiva, pero también se debe perseguir el fraude fiscal y la economía sumergida.

    A los bancos le viene bien todo esto que pasa porque son negocios para ellos, ya que están ganando una gran cantidad de dinero a costa de los desahucios, de los prestamos y siguen usando mal el dinero que tienen invertido.
    Yo pienso que este libro explica muy bien la situación en la que nos encontramos actualmente. Creo que la mejor manera de terminar con la crisis es dando el gobierno más trabajos públicos, sin bajar el salario, hacer cosas para moderar el precio del PIB, como hacen en los demás países de la Unión Europea en los que están luchando también por salir de la crisis.

    ResponderEliminar
  2. Como ya se sabe, hoy en día siempre se hace lo que dicen los que están en el poder.
    La crisis económica internacional surgió debido a que los bancos estadounidenses empezaron a difundir créditos de hipotecas y cuando la economía se vino abajo estos quebraron. Las consecuencias que tuvo esto fueron la caída de la actividad económica y el aumento del paro.
    Los gobiernos engañan a la población diciendo que la crisis está llegando a su fin pero esto no es así. Y no es así porque no se ponen medidas que hagan efecto.
    Una de las medidas que siempre se pone es la de recortar los salarios pero esta no es la mas adecuada ya que hay otras como la de crear empleo impulsando la actividad económica y no frenándola (bajar salario, reducir gasto social...) como hacen los neoliberales.
    A los ciudadanos lo que verdaderamente les afecta es la falta de empleo, ya que con el salario que ganan es con lo único que uno puede satisfacer sus necesidades.
    En España se puede ver como los empresarios cada vez contratan a un número mayor de inmigrantes pero esto es porque ellos aceptan los trabajos que los españoles no quieren aunque sea con un salario bajo.
    La alternativa para tener más empleo no es más que cambiar la forma de producir y de competir en los mercados y a parte de esto hay que reequilibrar el poder de los diferentes grupos sociales.
    Los neoliberalista usan como excusa la crisis para atacar al Estado y por eso frenan la actividad económica pero con esto no se consigue nada.
    Se sabe que si los salarios bajan para todos, la capacidad de consumo global también bajará, por lo tanto, los empresarios no venderán todo lo que producen y estaremos otra vez en las mismas.

    ResponderEliminar
  3. • ¿Cuál fue el origen de la crisis financiera internacional?
    El origen de la crisis financiera internacional es causada por: un gran incremento del número de personas en paro, el hundimiento de sectores enteros de la economía, la quiebra de miles de empresas o gobiernos que se han tenido que endeudar hasta niveles muy preocupantes para tratar de aliviar todos esos problemas. Lo que causó el primer indicio de todo esto fueron los bancos estadounidenses, que difundieron una inversión muy atractiva y rentable, miles de productos financieros derivados de contratos hipotecarios que, cuando la economía se empezó a venir abajo, resultaron ser en realidad simple basura financiera que hizo quebrar a los bancos y a los inversores que los habían adquirido.
    El afán de ganar dinero ofreciendo créditos por todas partes, condujo a los bancos a ofertar hipotecas subprime (gente con pocos recursos económicos) que tenían mayor riesgo de impago. En EEUU se popularizaron los préstamos NINJA (sin ingresos, trabajo, ni patrimonio) que era más arriesgado, pero a su vez más rentable para los bancos, por los tipos de interés que había que pagar por ellas.
    Esto generó que los bancos al ofrecer tantos créditos, se quedaran sin liquidez para seguir dando créditos y recurrieron a los activos.
    Así el banco vende el derecho que conlleva el contrato de préstamo, a otra entidad; de esta forma sale papel de balance y entra liquidez.
    De la misma manera, la entidad a la que se ha vendido el derecho que lleva consigo el contrato de préstamo, vende a nuevos inversores.
    Según he estado leyendo acerca del tema diría que la gran causa de la crisis es la codicia traída por el propio dinero, por el consumismo en general, cuanto más tengo más quiero, y ese es uno de los grandes defectos del ser humano del que nunca uno podrá desprenderse, porque nunca estaremos conformes con lo que tenemos…
    Y como dice mi padre una de las mejores soluciones para salir de la crisis es contratar un buen electricista y un buen cura, el electricista para cortar enchufes y el cura para repartir ost…
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Estela Rubira Oltra7 de enero de 2012, 5:43

    El origen de la crisis financiera fue que bancos estadounidenses difundieron por todo el sistema financiero internacional, una inversión muy atractiva y rentable, y empezaron a dar prestamos e hipotecas que cuando la economía empezó a decaer lo único que hizo fue retrasarla un poco más simplemente.
    Lo que al principio había sido una crisis hipotecaria en Estados Unidos, pasó a ser una crisis financiera y global, a continuación una crisis de la actividad económica real, no sólo de la banca o los grandes inversores financieros.
    La crisis actual es también la consecuencia del divorcio entre medios y fines, porque se han desnaturalizado la economía, el dinero, las finanzas y la actividad bancaria. El dinero ha dejado de ser un instrumento al servicio de la producción de bienes y servicios que puedan satisfacer las necesidades humanas para convertirse en un fin en sí mismo y en una simple fuente de poder. La financiación ha dejado de ser una actividad al servicio de la creación de empleo o riqueza y los bancos se han convertido en los principales instrumentos de todo ello pasando a ser una maquinaria de generación de deuda.

    La ascensión al poder en la década de 1980 de gobiernos de inspiración neoliberal propició un cambio de regularización del mercado financiero,lo cual se tradujo en
    que las operaciones financieras de simple compra y venta de papel fueran creciendo sin parar, desvinculándose cada vez más de la creación de negocios productivos, de la producción de bienes y servicios y de la creación de empleo.

    Para ello los bancos convencieron a las autoridades para que relajaran la supervisión y, sobre todo, recurrieron a las llamadas agencias de calificación, que son entidades privadas contratadas por las mismas entidades bancarias emisoras de títulos para que valoren la calidad de sus emisiones.
    Mediante estas reformas se fue eliminando casi cualquier tipo de trabas a lo que pomposamente se llamaba innovación financiera y que no era otra cosa que la continua creación de activos para comprar y vender especulativamente gracias a los fondos multimillonarios que se iban acumulando.

    Como consecuencia del cambio de regularización del mercado financiero,los bancos se convirtieron así en las principales fuentes de alimentación de la especulación, de las burbujas inmobiliarias,de la inversión en paraísos fiscales, e incluso en actividades ilícitas e inmorales, lo que, al mismo tiempo, hacía que la financiación de la actividad productiva de las empresas que crean empleo fuera cada vez más escasa y cara, a diferencia de la destinada a la especulación.

    Los gobiernos lo que pueden hacer es sobretodo, lo contrario de lo que les pidan los grandes bancos.

    Yo pienso que los seres humanos quienes podemos agilizar los cambios y, por supuesto, determinar en qué dirección pueden orientarse las grandes y las pequeñas tendencias que la mueven.
    Los ciudadanos pueden construir su historia y que pueden tomar las decisiones que deseen, y también en el campo económico, aunque lógicamente para ello deban crearse las circunstancias adecuadas de distribución de poder y organizarse bien los procesos de cambio.
    Los ciudadanos debemos romper también el cascarón de fantasía consumista y de individualidad.
    Los cambios sociales necesitan siempre fuerza social, el empeño político de la ciudadanía, ideas y voluntad para hacerlos efectivos, decisión y un proyecto capaz de encantar
    a muchos más de quien inicialmente lo suscribe y,sobre todo, una visibilización nítida en toda la sociedad que no puede ser sino la expresión de la movilización continuada.

    ResponderEliminar
  5. Como todos sabemos, la mayor parte del mundo entero está viviendo una época de gran recesión, y para estudiar las causas de esta crisis tenemos que remontarnos hasta la década de los ochenta donde a raíz de la crisis del petróleo se echó por tierra todas las políticas de Keynes y comenzó la era del neoliberalismo. Que nació en EEUU con Ronald Reagan y adoptado por Europa de la mano de Margaret Thatcher. Estas políticas se basaban en dar a la economía y al sector financiero total libertad para operar y al mismo tiempo dejar sin castigo al que operaba mal.
    Dando total libertad a los mercados es como se gestó la crisis actual ya que los activos tóxicos o “bonos basura” de unas empresas o bancos, podían ser transferidos a nivel mundial simplemente maquillando su nombre y llamándole hipotecas subprime, es decir, los bancos concedían créditos muy arriesgados y los vendían a inversores como productos estrella para no comerse ellos la deuda futura que estos préstamos iban a generar. Al cambiar el nombre a estos paquetes se hacía más asequible para los inversores, haciendo cada vez una pirámide más grande con una base muy frágil y sin ningún tipo de regulación, ya que los mismos bancos pedían a los gobiernos menos regulación para poder generar más riqueza (crear más de estos paquetes sin que los descubran), y lo más grave sin ningún tipo de castigo para el que vende dichos activos tóxicos con escasa probabilidad de cobro.
    Todas estas facilidades que daban los bancos para conceder préstamos hicieron que todo el mundo los solicitara haciendo crecer una demanda excesivamente alta para una muy limitada oferta. Y es aquí cuando estalló la burbuja inmobiliaria, claro, al haber tanta demanda subieron mucho los precios, lo que hacía imposible pagar los créditos concedidos por los bancos. Entonces, cuando la base de la pirámide no cumple con su pago afecta a todos los siguientes escalones provocando el derrumbe de esta.
    Todo esto se pudo haber controlado para que no fuera tan grande el colapso si no se hubiera concedido tanta libertad a los mercados (neoliberalismo), y como alternativa hay que llevar a cabo grandes reformas reguladoras, ya que no se puede dejar libre al sector privado, que nos ha demostrado que no podemos confiar en él.
    Dichas reformas comienzan imponiendo normas a los bancos para asegurar los créditos que concedan y no generar endeudamiento impagable, crear un organismo “leal” (ya que ni FMI, ni Banco Mundial han impedido estos actos) que controle la economía, imponer políticas que hagan justicia con el que opere mal a propósito y no compensarle con jubilaciones millonarias (por ejemplo, los directivos de Goldman Sachs), imponiendo impuestos para las transacciones financieras para evitar la especulación y un largo etcétera de medidas que hagan que no se genere deuda, sino que se genere igualdad y “desarrollo sostenible”.
    El sistema que gobierna en el mundo debe cambiar, debe hacerlo rápido y contar con toda la población por igual, porque los que deben tomar dichas decisiones están más pendientes en ganar las elecciones y asegurarse su pensión vitalicia, que en estructurar el sistema mundial. Por lo que es una decisión de todos, no solo de los dirigentes. Todos debemos de cambiar el sistema creando un comercio justo, una economía justa, viviendas justas, salarios justos y conseguir un sistema mundial eficiente y regulado que perdure en el tiempo.

    ResponderEliminar
  6. La crisis financiera que estamos viviendo, es uno de los temas más importantes en la actualidad debido a que es una situación económica, política e incluso social que nos afecta a todos y cada uno de nosotros. Y que gracias a éste libro podemos comprender con un poco más de claridad el porqué, las causas y las consecuencias de ésta situación a la que hemos sido capaces de llegar.

    Ésta grave crisis financiera comienza por la década de los ochenta, en la cual los bancos estadounidenses expandieron por el sistema financiero internacional, de manera atractiva, productos de financiación que procedían de contratos hipotecarios que, cuando la economía comenzó a decaer, resultaron ser simple basura financiera que provocó el cierre y la quiebra de miles de bancos e inversores que habían adquirido éste tipo de productos.
    Tras este suceso, los bancos dejaron de conceder créditos y las empresas y consumidores que dependían de ello dejaron, tanto de producir cómo de consumir, lo que ha dado lugar a un aumento del paro y de la actividad económica; situación más conocida como Recesión Económica.
    Pese a que los gobiernos inyectaran millones para poder salvar a estos bancos, para que de nuevo prestasen créditos y que no decayese más el empleo; éstos (los bancos) sólo frenaron un poco esta parálisis económica que se había producido, pero no resolvieron la situación.

    Hubo países cómo Alemania que, gracias a su rápida actuación y sus características socioeconómicas han sabido llevar mucho mejor la crisis que en nuestro caso.

    España, a diferencia de otros países, ha de sumarle a ésta grave crisis, la gran burbuja inmobiliaria que se formó y nos ha explotado, el poco desarrollo del PIB, las deficientes políticas económicas que se han llevado a cabo en nuestro país y, que se han desarrollado desde la época conservadora de la dictadura de Franco… etc.

    Pero desde el punto de vista social, esta crisis no es más que un ejemplo del modelo social que desde el comienzo de dicha recesión económica se ha ido desarrollado, y que ha desplazado los modelos económicos cómo el Keynesiano hacia otros mucho más egoístas; el modelo Neoliberalista.
    Éste modelo que actualmente estamos viviendo es aquel en el que las clases dirigentes y aquellos que poseen el poder siempre salen ganando, a costa de los recortes y la subida de impuestos que justifican cómo solución a la crisis internacional; y que lo que en realidad consigue es que unos pocos se enriquezcan a costa de otros.

    Nosotros, no debemos dejarnos engañar, como bien hicimos durante legislaturas pasadas en las que trataban de maquillar a la grave crisis económica como algo pasajero, y que en realidad era un factor, el cual si le hubiésemos dado su importancia cuando correspondía las consecuencias no habrían sido tan devastadoras.

    Debemos apostar por otros métodos, como nos propone el libro, cómo la disminución de horas de trabajo y el aumento de producción cómo solución al aumento del desempleo por ejemplo.

    Y lo más importante, no debemos dejar que otros decidan por nosotros según sus intereses, tenemos que ser nosotros mismos los que actuemos ante esta grave situación y debemos buscar porque, tal y como dice el libro ‘Hay alternativas’.

    ResponderEliminar
  7. Enrique Martínez Roca8 de enero de 2012, 9:18

    Este libro me ha ayudado a entender las causas de la crisis económica mundial que tenemos actualmente, y que la gente tiene que comprender que lo que nos dicen en las noticias, los periódicos, la radio sobre las medidas que pretenden hacer en España, y en algunos países de la Unión Europea, no pueden salir como se espera, llegando incluso a poder empeorar la crisis.
    Los recortes de salarios, el dar dinero a los bancos, el aumentar la deuda a costa de perjudicar a los ciudadanos, los más indefensos ante la crisis y los que más les cuesta evitarla, solo han servido para que la crisis aumente de tal medida que ni los gobiernos, ni los bancos, ni las personas tengan dinero.
    Cada vez es mas difícil que la crisis acabe debido a que los políticos se preocupan mas de que los bancos y las empresas se recuperen, que de que todos las personas tengan otra vez la oportunidad de conseguir un trabajo que les de seguridad de no ser despedidos por problemas de financiación, además de hacer que los bancos tengan algunas limitaciones al dar dinero a algunas empresas, para evitar que hayan subidas de precios en cosas tan importantes como los artículos de primera necesidad o la vivienda.
    El libro da muy buenas ideas de cómo solucionar la crisis de modo que nos beneficie a todos, de que puede haber más alternativas para solucionar la crisis económica, y para verlas, solo necesitamos poner algo de empeño para solucionar este problema que con el paso de los años se hace más y mas frecuente, pero para que esto sea así tenemos que empezar a negarnos a aceptar que los políticos y los gobiernos controlen el dinero a su antojo.

    ResponderEliminar
  8. Elisa Ortuño Santos8 de enero de 2012, 11:02

    El origen de la crisis financiera fue debido a que bancos estadounidenses difundieron por todo el sistema financiero internacional, una inversión muy atractiva y rentable, y empezaron a dar prestamos e hipotecas que cuando la economía empezó a decaer lo único que hizo fue retrasarla un poco más simplemente. Esta estafa financiera gigantesca se gesto al disminuir la actividad económica de ingresos y el gasto de los gobiernos se multiplicaron, así que los déficits se dispararon y la deuda subió de forma acelerada. Los bancos que habían provocado la crisis aprovecharon la necesidad de financiación de los gobiernos. La causa por la cual el sistema bancario internacional pudo quebrar sin que ninguna autoridad se diera cuenta de lo que pasaba era porque como los bancos las convencieron para que relajaran la supervisión y recurrieran a las llamadas agencias de calificación, que son entidades privadas contratadas por las mismas entidades bancarias emisoras de títulos para que valoren la calidad de sus emisiones, no se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo. Los bancos intentaron venderle a millones de inversores productos basura mediante préstamos hipotecas y cosas así para poder ellos jugar con ese dinero, pero en realidad la gente no sabía al final ni que les estaban vendiendo. Una alternativa del neoliberalismo hubiera sido que el banco central europeo hubiera actuado y podría haberle dejado el dinero al estado o el mismo haber emitido sus títulos de deuda pública llegando a un acuerdo entre ambos. Lo que los gobiernos podrían hacer para salir de esta crisis seria proporcionar fondos de inversión y consumo para que así se pudieran ofrecer más puestos de trabajo tendríamos menos paro, la gente ganaría dinero, podrían gastar más y así podría moverse el dinero un poco más. Y nosotros los ciudadanos lo que podemos hacer es movilizarnos para cambiar y poder acabar con la crisis que es lo que toda la población desea.

    ResponderEliminar
  9. Begoña Sánchez Martínez8 de enero de 2012, 11:23

    En el libro de hay alternativas, los autores hablan de temas diversos, pero en especial de la crisis financiera, la crisis que nos está afectando actualmente a nuestro país.
    En él, nos habla de que esta crisis se debe a que los bancos de EEUU difundieron miles de productos y como consecuencia los bancos entraron en banca rota.
    El libro, también menciona a España, a su tan famosa "burbuja inmobiliaria" por la que pasamos hace unos años y la cuál es una de las desencadenantes del elevado número del paro, y de la crisis, que acarrea nuestro país.
    Para mejorar este estado delicado por el que están pasando algunos países, tiene que decrecer el gasto privado y aumentar el gasto público así, el número de parados decrecerá y podremos afrontar mejor a esta crisis financiera a la cuál España le está costando bastante salir, y a la que ya pertenecemos desde hace algunos años.
    Finalmente, quiero añadir, que entre todos tendríamos que poner de nuestra parte para erradicar esta situación, y salir de ella cuánto antes, puesto que los únicos beneficiados son los bancos y los perjudicados, nosotros, los españoles. Este libro me ha servido para abrirme un poco mas los ojos, y ser realmente consciente de la situación por la que verdaderamente estamos pasando ya que antes, no era plenamente consciente de ello en su totalidad.

    ResponderEliminar
  10. La crisis económica financiera que estamos sufriendo ha sido causada por los bancos estadounidenses, que hace ya algunos años se dedicaron a difundir miles de productos derivados de contratos hipotecarios que provocaron la posterior quiebra de los bancos e inversores que los habían adquirido.
    Cuando los gobiernos se percataron del problema comenzaron a dar ayudas a los bancos, que en lugar de saldar las deudas crearon más.

    Concretamente en nuestro país, la gran burbuja inmobiliaria llevó a que los precios de las viviendas aumentarán vertiginosamente, causando que adquirir una vivienda fuera algo de "ricos". El paro aumento en mayor cantidad de la esperada.

    Los neoliberales defienden que las condiciones de los mercados de trabajo son los determinantes del nivel de empleo o desempleo, pero no es así, ese nivel va determinado por las condiciones macroeconómicas.

    Salir de la crisis es una tarea complicada, pero no imposible. Se debe empezar por aumentar el gasto público por encima del privado para crear progresivamente más empleo y subir impuestos a aquellos con rentas más elevadas.

    Como ya se ha dicho, los bancos han creado esta situación y no llevan a cabo ellos mismos medidas para solucionar el probelma porque no les conviene hacerlo. Ellos ganan dinero a base de los desahucios que esta provocando la crisis actual. Y además el dinero que obtienen continuan empleándolo mal.

    Este libro me ha parecido una buena forma de hacer llegar a la sociedad la verdad sobre esta crisis y provocar en el lector una reacción ante la situación.

    ResponderEliminar
  11. Miriam Rodríguez Villalgordo8 de enero de 2012, 11:43

    El origen de la crisis financiera internacional se encuentra en los bancos de EEUU, estos difundieron por todo el sistema internacional miles de productos financieros ,derivados de contratos hipotecarios que, cuando la economía se empezó a venir abajo, resultaron ser en realidad simple basura financiera. Lo que hizo que los bancos quebraran y que los inversores que los habían adquirido también.

    Esta estafa financiera tan gigantesca se pudo gestar, gracias, a que las finanzas han ganado mucho poder en las últimas décadas en el mundo desarrollado y a que han conseguido que los poderos públicos no les pararan los pies cuando llevaban a cabo estas tropelías. También influyeron las medidas económicas, políticas y culturales, que se llevaron a cabo durante los últimos años, y que estaban encaminadas a que los ingresos fueran cada vez en mayor medida a las manos de estos especuladores. Y, por último, la desigualdad en la gestación de la crisis.

    Los bancos son los mejor parados en esta crisis, puesto que tienen más ganancias que nunca, los gobiernos deberían de pararles los pies, y no dejar que miles de familias pierdan sus casas por no poder pagar la hipoteca o los préstamos, solo porque se han quedado en el paro sin trabajo, debido a la crisis.

    Para fomentar el empleo en un país, y ayudar a que la crisis finalice se tiene que cumplir, entre otras condiciones, esta condición: que haya más gasto público que privado. Si hay más gasto público el número de parados disminuye, puesto que se crea trabajo.
    En mi opinión para que la crisis finalice hace falta crear empleo, sin disminuir los salarios, para que la gente consuma y el dinero comience a circular de nuevo. Y que los gobiernos adopten nuevas medidas, y que los ciudadanos puedan aportar sus opiniones sobre temas que les afectan.

    ResponderEliminar
  12. Antonio Martínez García8 de enero de 2012, 11:44

    Durante los últimos años el crecimiento económico ha continuado, pero en cambio, la renta de la mayoría de la población ha permanecido estancada y la riqueza se ha ido concentrando en una pequeña parte de la población.
    Los orígenes de la crisis financiera internacional se deben a los bancos estadounidenses, estos realizaron una inversión de miles de productos financieros procedentes de contratos hipotecarios, con la crisis financiera quebraron los bancos y los inversores.
    Los bancos ofrecían tantos créditos que se quedaron sin liquidez para dar préstamos, de este modo utilizaron la titulación de los activos, de esta manera, sale papel de su balance y entra liquidez.
    Para disimular el peligro de las hipotecas, inventaron unos paquetes con hipotecas buenas e hipotecas malas. En estos paquetes mezclaron préstamos de todo tipo. Para que la estafa tuviera éxito, los bancos convencieron a las autoridades para que bajaran su supervisión y contrataron a las agencias de calificación.
    Debemos centrar la idea de que España no va a salir de la crisis basándose de nuevo en actividades vinculadas a la construcción, por lo que es importante orientar los recursos a la generación de actividades de que den mayor valor añadido y que den más empleo, entre otras las que tienen que ver con las energías renovables, innovación, nuevas tecnologías….
    Los ciudadanos debemos modificar la trayectoria de los procesos sociales y cambiar la historia para construir una sociedad distinta, para ello se necesita siempre fuerza social y el empeño político de la ciudadanía. Para que estas ideas lleguen a ser eficaces es imprescindible el apoyo y la movilización de los ciudadanos.

    ResponderEliminar
  13. Lorena Martínez Roca8 de enero de 2012, 12:15

    La actual crisis ha surgido porque los bancos han dado más préstamos de la cuenta a la gente, y esta a su vez se ha ido quedando sin trabajo, con lo cual esos préstamos no han podido ser pagados y los bancos y muchas empresas han ido a la quiebra. También porque en ocasiones los bancos prestaban más dinero del permitido. La crisis española es fruto de la crisis financiera internacional. Los salarios españoles reales no han aumentado en los últimos 15 años ha surgido una burbuja inmobiliaria, una inestabilidad del modelo productivo y un aumento del endeudamiento.
    Por eso podemos decir que ahora los ricos son cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres. Otro problema pudo ser que los bancos también deben ser controlados, y los vigilantes encargados de esta tarea no vigilaron lo suficiente, quizá por una cierta complicidad con los banqueros privados. Por esta razón podemos imaginar que si ellos ya sabían lo que podía pasar, podrían haber tomado antes las medidas necesarias para evitarlo.
    Para crear empleo debe haber una mayor flexibilidad en el mercado laboral ya que en España existe un alto nivel de desempleo, una insuficiente capacidad de generar ingreso, poca competitividad de nuestras empresas y una desigual distribución de la renta.
    España no es un país competente, ya que hay otros países que venden sus productos en el extranjero a un precio más reducido que nosotros, por lo cual nuestros productos se venden mucho menos que otros y no se puede sacar la productividad que se debería de sacar a esos productos. También con el mismo sueldo de antes se pueden comprar menos cosas, ya que el precio de los productos ha subido, aunque el de los salarios sea el mismo incluso en ocasiones menor.
    Los gobiernos deberían de poner unos salarios más altos y dar trabajo a los desempleados para que así se reduzca el número de estos y promover el gasto público.
    Todas las personas tenemos que intentar que esta situación económica cambie y que las personas reciban unos salarios justos.

    ResponderEliminar
  14. Alejandro Guerrero9 de enero de 2012, 10:22

    La principal causa de la crisis económica que estamos atravesando, casi de manera mundial debida a la globalización, es culpa principalmente de los Bancos Estadounidenses que empezaron a crear productos derivados de créditos hipotecarios con el fin de aumentar sus propios beneficios sin un buen resultado.

    El Problema fue rápidamente intervenido por el Gobierno que invirtió en los bancos con el fin de estabilizar la situación, pero estos utilizaron las ayudas para seguir vendiendo sus productos sin pensar en la situación que podía venir encima.

    En España Esta crisis llego cuando nos veíamos afectados por lo que se denominó la burbuja inmobiliaria, que consistía en la supra valoración de la vivienda en el mercado, lo que obligaba a toda persona que quisiese adquirir una vivienda pagar por ella un precio muy por encima de su valor real, esto unido a la facilidad que tenían los bancos españoles para dar créditos sin solicitar muchas garantías a sus prestatarios contribuyó a hincharla. Al darnos cuenta de que en España los constructores no podían vender las viviendas al precio que pedían, estos no pueden devolver los préstamos solicitados a los bancos, lo que provoca un doble problema: la quiebra de muchas constructoras con las correspondientes pérdidas de puestos de trabajo, directos e indirectos y la descapitalización de los bancos.

    Para salir de la crisis los gobiernos, se ven obligados a aumentar el gasto público, para crear empleo, pero para eso será necesario ingresar más, para ello deben recaudar más, por lo que aumentan los impuestos de rentas más altas.

    En conclusión el Libro me ha ayudado a entender mejor la crisis económica tan fuerte que estamos viviendo y así tener un punto de vista más objetivo de la situación económica actual.

    ResponderEliminar
  15. Eloina Ferrández Ballester9 de enero de 2012, 10:57

    Conoce un poco más esta crisis...
    La causa mas directa y la que todos conocemos de la actual crisis financiera internacional aparece con los bancos estadounidenses con inversiones muy atractivas y rentables, productos financieros derivados de contratos hipotecarios que en realidad eran basura financiera que hizo quebrar los bancos y con ellos sus inversores. También hay que tener en cuenta el problema de la deuda privada de las familias y empresas, como resultado del descenso de la capacidad adquisitiva de la población que se llevo a cabo con políticas neoliberales. A simple vista los bancos estadounidenses fueron los que comenzaron a registrar grandes perdidas pero debido a la globalización este gran problema se fue extendiendo por todo el mundo, la consecuencia de esto fue que los bancos dejaron de darse créditos entre ellos, a empresarios y a consumidores y esto fue lo que provocó el gigantesco desastre. Los bancos comenzaron a estafar a sus clientes para salir ganadores, y esto tenían que disimularlo bien para ello convencieron a las autoridades para que relajaran la supervisión y recurrieron a las agencias de calificación que eran entidades privadas contratadas por ellos mismos, para valorar la calidad de sus emisiones. Estas entidades ayudaron a los bancos y esto permitió que millones de personas invirtieran creyendo que activamente era una inversión segura cuando en realidad no lo era. Gracias a esas entidades los bancos vendieron miles de productos basura.
    El neoliberalismo intento establecer alternativas para combatir estos problemas, en primer lugar, cambio el modelo productivo mediante la aplicación de nuevas tecnologías para proporcionar un nuevo modo de utilización de los recursos, como en el trabajo. En segundo lugar instalo una nueva política macroeconomica centrada en la lucha contra la inflación y finalmente se puso en marcha una estrategia política y cultural orientada a nuevos valores sociales que fomentaban el individualismo y la fragmentación social, estas políticas fueron conocidas como neoliberales y fueron logrando un cambio.
    Frente a esta situación actual toda la sociedad debe concienciarse de su gravedad y por ello actuar, comenzando por los gobiernos llevando a cabo un cambio radical en su forma de imponer su poder y dejar a un lado su avaricia por salir beneficiados en todos los aspectos, los gobiernos democráticos deben mirar hacia el pueblo y con ello su economía y poner empeño en dar un giro a tan fatal situación de forma que de una forma igualitaria todos obtengamos beneficios. Los ciudadanos no debemos conformarnos con esta situación de manera que lo primordial es luchar por nuestros derechos y ayudarnos mutuamente de manera que se nos escuche, y con todo ello todos sufriríamos de forma directa o indirecta pero mayor es el riesgo al no hacer nada por la economía de nuestro país y dejar que se vaya deteriorando al paso de los años.

    ResponderEliminar
  16. Como bien hemos ido conociendo a lo largo de estos últimos años, este libro nos enseña cuáles han sido las causas de la crisis financiera internacional. Ya es bien sabido por todos que nuestros queridos amigos los banqueros nos embaucaron lanzando unos préstamos tan suculentos imposibles de rechazar. Hipoteca subprime, que bonito nombre. Claro que no sabemos en qué consiste. Pues es simple, los bancos concedieron créditos muy arriesgados que fueron vendidos a sus inversores bajo una falsa publicidad que los hacía irresistibles, con el mero fin de librarse de la deuda futura que estos préstamos generarían. Hablando en plata, no hacían más que alejar de ellos esa bomba que no tardaría mucho en explotar, camuflándola bajo el envoltorio de un apetecible bombón.

    ¿Y por qué nadie intervino? Ah, ahí entra el gran modelo del neoliberalismo. En palabras vulgares, ‘que hagan lo que les dé la gana’. Pero esto no queda muy bonito, así que los bancos deciden embellecerlo creando las llamadas agencias de calificación, entidades privadas contratadas para valorar la calidad de estas emisiones. Éstas, mientras con una mano firmaban el documento que certificaba la gran calidad estos préstamos, con la otra recibían un bonito maletín. Y todos tan felices.

    Pero la felicidad no es eterna y la bomba explotó, la burbuja hizo ¡plof! Ante una demanda desmesurada de créditos de todo tipo, ¿qué ocurre?, pues que los bancos se encuentran en una posición en la que no disponen de liquidez suficiente. Pero no hay problema, ahí están nuestros gobernantes dispuestos a solucionar esta encrucijada: ‘Ayudemos a los bancos, ¿qué culpa tienen ellos de dar unos préstamos basura?’. Et voilà, dinero para los bancos. ‘¿Y ese dinero de donde lo sacamos? Ya está, recortemos el gasto social, rebajemos los salarios, subamos los precios, etc. Al fin y al cabo, nosotros mandamos sobre el rebaño’.

    Y mientras tanto, aquí estamos la gran mayoría. Somos los grandes perjudicados, cobramos menos y pagamos más. Todo esto para ayudar a aquellos que anteriormente nos engañaron. Vaya, algo no me cuadra en todo esto…

    Sinceramente y pensando de una forma realista, todo tipo de alternativas que puedan solucionar esta crisis inmediatamente no son más que meras medidas utópicas. ¿Constitución de un gobierno mundial? Si claro, pero hoy no, mañana.

    Está bastante claro que no podemos permitir que esto continúe, también está claro que se necesitan medidas radicales. Repito, medidas RADICALES. Porque, ¿de qué sirven movimientos como el 15M? Pues aunque me duela decirlo, de nada. Nuestros mandatarios y sus amigos los banqueros se pasan nuestras opiniones por el forro (con perdón) mientras se encienden puros con nuestro dinero. Pero, ¿por qué? Porque no nos hemos levantado todos con una verdadera convicción contra ellos, porque solo lo hicieron unos cuantos “perroflautas indignados”.

    Esa es la única medida posible, dar un fuerte golpe sobre la mesa, tan fuerte que la rompamos. Señores, aquí estamos y tened claro que no nos vais a mangonear más, este problema es vuestro y vosotros lo vais a solucionar. Si no podéis, fuera de aquí, nos toca a nosotros mover ficha ahora.

    ResponderEliminar
  17. Ana García Robles9 de enero de 2012, 12:05

    El tema más importante del cual trata este libro es la crisis financiera, que comenzó hace algunos años pero afecta en la actualidad. Esta crisis es debido a la difusión de miles de productos de los bancos de EEUU, que dejaron a los bancos en quiebra.

    Esta crisis financiera es el motivo por el cual España se encuentra en la situción actual que ha afectado a muchas personas ya que se encuentran en paro, a esto se le suma el gran aumento que se ha producido en el precio de las viviendas. Pero España no es el único país al que le afecta esta situación.

    Para mejorar esta situación e intentar salir de la crisis financiera, debería de aumentar el gasto público para aumentar el número de empleos, y así serían menos las personas que se encuentran en paro.

    Los gobiernos deberían realizar políticas de cambios drásticos en la economía española para reducir el gasto innecesario, realizar medidas de ahorro y acordar las reformas necesarias para salir adelante, pero para todo esto lo más importante es que cuenten con el apoyo de los ciudadanos.

    ResponderEliminar
  18. Daniel Simón Sáez23 de enero de 2012, 11:20

    La crisis económica financiera que estamos atravesando es debida a los bancos estadounidenses, que lanzaron por todo el sistema financiero internacional miles de productos financieros derivados de contratos hipotecarios. La autoridades económicas de EE UU pusieron en marcha una política de tipos de interés bajos, para tratar de apoyar la actividad económica y para que los bancos concedieran préstamos hipotecarios con mayor facilidad, esto hizo que el negocio inmobiliario comenzara a crecer. En España sobre todo hubo un notable crecimiento en la producción de viviendas, que se construían en zonas costeras, y que las familias se endeudaban para comprarlas como segunda viviendas. De esta forma se creó una ‘burbuja’, en este caso inmobiliaria. Al incrementarse tanto la demandas de viviendas, subieron sus precios hasta alcanzar precios desorbitados.
    Los gobiernos inyectaron entonces una gran cantidad de dinero para así poder salvar a los bancos. Pero estos no utilizaron bien ese dinero y lo único que se consiguió fue aliviar un poco la parálisis económica, pero no resolverla del todo.
    En mi opinión no parece que esta crisis mundial se vaya a resolver pronto y creo sinceramente que la cosa va a ir a peor.

    ResponderEliminar
  19. En este mundo en el que nos rodeamos de banqueros, multinacionales y poderosos, la única opción que nos venden para evitar una catástrofe es aceptar las condiciones impuestas por ellos. Este libro intenta eludir esta opción, con alternativas basadas en la humanidad y la fraternidad.
    Las medidas que se están ejecutando actualmente en la crisis, no son las adecuadas para solucionar el problema financiero. Lo que se esta llevando a cabo desde hace años, no tiene fundamento ni en la teoría económica ni en el sentido común. Por ello es mucho más razonable, actuar de otra manera: combatiendo la desigualdad y fomentando el apoyo al estado del bienestar.
    Respecto al mundo financiero y económico, en el reside ya la incertidumbre, la preocupación y el desconcierto. La intensa cohesión existente entre los mercados globales, implica que una crisis desatada en cualquier lugar, tenga inmediata influencia en la economía de cualquier país.
    Para conseguir reactivar el consumo y la producción, ocurrió un descenso inusual en las tasas de interés. Esto originó los créditos subprime, que son créditos hipotecarios de altísimo riesgo. Es decir, préstamos para vivienda a clientes de baja solvencia, con un nivel de impago muy superior al del resto de los créditos.
    Se retomó el aumento paulatino de las tasas de interés para contener la inflación, lo que desembocó en una elevada morosidad, no sólo en los subprime, sino también en el resto de los créditos hipotecarios.
    La crisis estalla cuando se conoce que las instituciones bancarias e hipotecarias más grandes de Estados Unidos, tienen comprometidos una buena parte de sus activos en las subprime. Entonces se desata una espiral de desconfianza en los mercados, lo que reduce dramáticamente la cantidad de dinero disponible para crédito y dispara la volatilidad. En consecuencia se desencadena la caída de las bolsas de valores en todo el mundo.
    Para resolver esta crisis, necesitamos reestructurar el sistema financiero, tanto para liberar los recursos atrapados en él como para levantar las incertidumbres que persisten sobre la economía española. Esto no puede hacerse a base de traspasar todos los balances privados al sector público, algo que sería un suicidio para el contribuyente español.
    También es imprescindible recuperar el crecimiento económico, para que los agentes privados y públicos puedan hacer frente a sus obligaciones de deuda. Sin crecimiento, el peso de la deuda privada y pública seguirá explotando a medida que se refinancien los préstamos y llegará a hacerse insostenible.
    La única alternativa posible en este complejo panorama es hacer políticas de oferta: reformas estructurales que eleven nuestra tasa de crecimiento a medio y largo plazo.

    ResponderEliminar