lunes, 22 de octubre de 2012

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

Las pruebas documentales

En 1911 se anunciaban bombillas con una duración certificada de 2500 horas pero en 1924 los principales fabricantes pactaron limitar su vida útil a 1000. El cártel que firmó este pacto, llamado Phoebus, oficialmente nunca existió pero en 'Comprar, tirar, comprar' se nos muestran pruebas documentales del mismo como origen de la obsolescencia programada.















Pincha en el siguiente enlace para ver el documental:

http://www.rtve.es/television/documentales/comprar-tirar-comprar/directo/

Después medita sobre lo que has visto y oido, y realiza tu comentario personal en el blog respondiendo a las siguientes cuestiones:

¿Es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados?

¿Y tú? ¿Haces algo por evitar la obsolescencia programada?

46 comentarios:

  1. Este documental explica por qué todos los productos de hoy en día se fabrican con fecha de caducidad, lo cual significa que al poco tiempo de comprar un producto se vuelve inútil y tenemos que volver a comprar otro producto más nuevo y supuestamente mejor.
    Esta forma de trabajo genera grandes cantidades de beneficios a las empresas, y hace mover la economía, pero a la vez genera grandes cantidades de basura que nadie quiere y que son destinadas a países no tan desarrollados como Ghana, en los cuales ésta es amontonada en grandes vertederos y resulta una gran fuente de contaminación.
    Si la obsolescencia programada no existiera, se realizarían productos indestructibles, lo cual significaría que al cabo de un tiempo la población ya estaría abastecida, entonces no sería necesario fabricar nuevos productos y la economía mundial se hundiría.
    En mi opinión para que la obsolescencia programada no sea ningún problema para la población, las empresas tendrían que tener un sistema de recogida y reciclaje una vez el producto deje de funcionar.

    ResponderEliminar
  2. Rubén Martínez Moya27 de octubre de 2012, 6:38

    Obsolescencia Programada

    Durante la crisis de 1929, que coincidía con la sociedad de consumo y la producción en masa, se propuso una ley cuya base era la Obsolescencia programada. Consiste en que todos los productos tuvieran una fecha de caducidad, para así maximizar los beneficios, generar empleo e incentivar el consumo.
    Es el motor secreto de nuestra sociedad de consumo, cuyos residuos procedentes de países desarrollados acaban en países pobres.
    En conclusión: “El mundo es suficientemente grande para satisfacer las necesidades de todos pero siempre será demasiado pequeño para la avaricia de algunos”.

    ResponderEliminar
  3. Valentina Vegara Meirelles27 de octubre de 2012, 11:05

    Ya sabía de lo que iba la obsolescencia programada, pero aun así me ha sorprendido sobre todo que los países subdesarrollados tengan que vivir con nuestra basura.
    En mi opinión, por una parte es normal, porque si la gente no compra , la economía no crece, cosa que nos afecta a todos; provocando que no haya empleo, que los productos sean más caros y por tanto que solo esté al alcance de unos pocos.
    Pero por otra parte estamos contaminando nuestro planeta. Tenemos recursos limitados y no queremos darnos cuenta. Además, lo peor de todo es que los países rezagados, como Ghana, son los que tienen que malvivir con nuestra porquería.
    En conclusión, lo que se tendría que hacer es obligar a las empresas que recojan los aparatos que ya no tienen vida, y con esos mismos crear los nuevos. O podrían poner a disponibilidad del consumidor los recambios que se estropean y no obligan a tener que comprar un aparato nuevo.


    ResponderEliminar
  4. La obsolescencia programada es algo positivo porque fomenta el trabajo. Si la ley de la obsolescencia programada no existiera muchos trabajos desaparecerían y la economía descendería. Por otra parte, la obsolescencia programada es algo negativo ya que contamina países africanos como Ghana. Además, los recursos del planeta son limitados y este sistema de producción infinito no es compatible.

    La obsolescencia programada no se puede evitar. Cuando un producto se estropea o deja de funcionar preferimos comprar otro nuevo. Uno de los motivos es que nos resulta más barato comprar uno nuevo antes que repararlo o simplemente buscamos algo más novedoso.

    ResponderEliminar
  5. Abbie Lyle Johnston28 de octubre de 2012, 7:36

    Yo, por una parte no sabía que esto pasaba. Sabía que todas las marcas electrónicas cada año o cada 6 meses sacaban un nuevo modelo, pero nunca he pensado por qué. Por una parte la obsolescencia tiene sus ventajas. Si no hubiera obsolescencia habría más desempleo, ya que los productos podrían durar hasta una vida completa de una persona, por tanto habría menos producción y menos compra de productos lo que disminuiría los puestos de trabajo. Pero por otra parte, estamos destruyendo el medio ambiente y gastando los recursos, que son limitados, de la Tierra. A mi, lo que mas me ha impresionado del documental ha sido lo que pasa en Ghana. No puede ser que compañías, como Epson y Apple puedan destruir un país y las vidas de las personas de esa manera,y, en el caso de Apple decir que son compañías ecológicas. En un mundo con recursos limitados no podemos producir tantos productos como deseamos. Tenemos que pensar en el futuro, y no consumir y producir de manera infinita.

    ResponderEliminar
  6. Pedro Nicolás Pérez28 de octubre de 2012, 9:38

    En un país con recursos limitados no es compatible un sistema de producción infinito, ya que para producir hacen falta unos recursos que muchos de ellos no son renovables, por lo cual se produciría una escasez de recursos. En mi caso, yo lucho contra la obsolescencia programada de distintas formas, por ejemplo, las consolas que muere su batería, sigo jugando a ellas, conectadas al enchufe. Otro caso puede ser el de los ordenadores, de los cuales guardo ventiladores y discos duros.En mi opinión no hay que sucumbir a las empresas que ganan dinero con la obsolescencia programada.

    ResponderEliminar
  7. Marta Contreras Murcia28 de octubre de 2012, 10:08

    No, llegara un momento que no se pueda sostener. Los productos ahora cubren necesidades pero solo durante un tiempo determinado. Tenemos un estilo de vida despilfarrador. El sistema de obsolescencia programada para que duren mucho menos y crear el incentivo de consumo producirá el estancamiento de la economía debido al crecimiento masivo.
    No, puesto que no sabía este problema hasta que he visto el documental.

    ResponderEliminar
  8. El documental me ha sorprendido ya que no sabía que existía la obsolescencia programada, y me parece mal porque si puedes hacer un producto que dure más, que sea más resistente, y que sea mejor porque no lo haces, en vez de hacer un producto peor.
    Pero al hacer productos “peores” es necesario una mayor producción, ya que cada año o dos años se rompen los productos o se quedan anticuados, como el caso de los móviles. Y esta necesidad de aumentar la producción debido a que cada año hay un modelo nuevo produce dos cosas, una que me parece fenomenal que es una mayor demanda de trabajo. Y otra que odio es que perjudique al medio ambiente, como por ejemplo, el poblado de Ghana que se veía en el documental el cuál estaba lleno de chatarra como ordenadores que están rotos pero que se pueden arreglar, móviles que hace un año eran de lo más novedoso, etc.
    Y por último creo que la obsolescencia programada no es mala del todo, sino que habría que hacer productos que no duren uno o dos años que duren por ejemplo, diez años. Y que los productos que pudieran hacerse con sustancias biodegradables se hicieran, en vez de utilizar sustancias tóxicas. Y de ésta forma sigue habiendo trabajo y cuando haya que cambiar el producto porque esté inutilizado y no se pueda reparar, en vez de tirarlo a la basura llevarlo a una planta de reciclado para no perjudicar tanto al medio ambiente.

    ResponderEliminar
  9. ¿Es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados?
    Es inversamente proporcional, Malthus que lo hemos estudiado en historia su teoría era semejante y él tenía una opinión negativa. Yo coincido con él, no es lógico, si seguimos así nos quedaremos sin recursos y tendremos que adaptar a un sistema de reciclaje bastante estricto.
    ¿Y tú? ¿Haces algo por evitar la obsolescencia programada?
    Es muy relativo porque poco puedo hacer, un ejemplo es no consumir pero con una conciencia individual las grandes empresas se reirían de mi. En mi opinión es bueno saberlo porque tienes opción a no consumir pero como vuelvo a decir sería inútil.
    Si la obsolescencia programada desapareciese las empresas quebrarían puesto que no les saliera rentable, y si las grandes empresas que son pilares fundamentales para la economía quebraran, la economía se vería gravemente perjudicada.

    Guillermo Vegara Meirelles 1º BACH

    ResponderEliminar
  10. Sergio Moreno Domínguez28 de octubre de 2012, 11:47

    En mi opinión este vídeo llamado Usar,Tirar,Usar es muy interesante, porque nos muestra como las empresas se aprovechan de la ignorancia del consumidor fabricando productos con sus fechas de caducidad para acortar su utilidad.
    Yo pienso que las empresas no deberían de aprovecharse de esta manera del consumidor.
    Por eso creo que no es compatible un sistema de producción infinito con un planeta con recursos limitados.
    En mi caso intento evitar la obsolescencia intentando reparar los aparatos antes de comprar otros.

    ResponderEliminar
  11. carlos rodriguez tortosa28 de octubre de 2012, 13:11

    El documental comprar, tirar, comprar; habla de una obsolescencia mundial programada que perjudica al medio ambiente y a las personas que compran los productos, pero favorece a su vez a la economía, ya que así, las industrias producen constantemente y necesitan mano de obra constante.
    La obsolescencia es, cuando un producto, una maquina o alguna tecnología, es programada para que dure menos de lo previsto o su fabricación sea mala para su rápido estropicio.
    Este documental me ha parecido interesante, porque no sabia de la existencia de la obsolescencia.
    Me ha parecido bien que las personas apoyen la denuncia contra la obsolescencia y que intenten luchar contra esta.

    ResponderEliminar
  12. María Asuar Pardines28 de octubre de 2012, 13:14

    Al ver el documental me han ido sorprendiendo cada vez más cosas, cómo la obsolescencia programada dicta nuestro consumo más haya de nuestro deseo de renovar algún producto por otro más estético a nuestro parecer, por algo mas nuevo o por algo que simplemente nos guste más, ya que ellos ya nos dan un límite para cambiar de aparato. A mi parecer y por lo que creo haber entendido no se podría tener un sistema de producción infinito de un recurso limitado a no ser que disminuyamos la cantidad de producción o al menos la cantidad del producto en cuestión y el despilfarro de dicho producto al darlo por “roto” en 1000 h o en 3 años.

    Al menos hasta hace un rato no hacía nada para evitar la obsolescencia programada, ya que no era para nada consciente de ella, pero tras verlo y darme cuenta de un ejemplo del video y de cómo casualmente a mí me ha pasado hace poco ya he estado dándole vueltas a algunas cosas para evitarlo, aunque de momento solo son para beneficio propio en mi opinión.

    ResponderEliminar
  13. Sergio López García28 de octubre de 2012, 13:14

    Yo pienso que un sistema de producción infinito no es compatible en un planeta de recursos limitados, ya que algún día los recursos que utilizamos para realizar dichos productos se acabarán. Es cierto que es necesario producir diferentes productos para que hayan avances tecnológicos y para que la economía sea cada vez mejor, pero yo no veo bien que compremos un producto, como en el caso de los primeros ipods y que cuando se agote la batería tengamos que comprar un producto nuevo, primero porque los productos vienen de recursos que alguna vez se extinguirán y segundo, porque se debería de poder comprar las piezas que se rompan y sustituirlas, pero en este caso, esa pieza, sigue costando más que cuesta el producto nuevo, y eso pienso que no debe ser así. Pienso que cada pieza debe ser vendida por su valor real, y no por un precio mayor al del producto, aunque si estoy fuera así no avanzaríamos tanto en la tecnología como en la economía.
    Yo intento evitar la obsolescencia programada cuando por ejemplo, compro un producto y deja de funcionar, que yo lo que hago es intentar repararlo, pero la mayoría de veces no puedo, por lo que tengo que comprar otro producto, ya que en las tiendas no me lo quieren reparar y solo me ofrecen la compra de otro

    ResponderEliminar
  14. Hace tiempo, los productos de consumo masivo se fabricaban para durar. Pero en estos tiempos y pese a los avances tecnológicos existentes en nuestra sociedad, los productos de consumo duran cada vez menos. Esto es debido a una serie de prácticas empresariales que consiste en la reducción de la vida de un producto para incrementar su consumo. Este documental aporta pruebas que demuestran las desastrosas consecuencias medioambientales que se pueden derivar y se derivan de este tipo de prácticas.

    ResponderEliminar
  15. En primer lugar la obsolescencia programada u obsolescencia planificada es la planificación o programación del fin de la vida de un producto o servicio de modo que tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa de servicios durante la fase de diseño de dicho producto o servicio éste se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible.
    Mi opinión sobre la pregunta; ¿Es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados?, es que no, porque llegará el momento en el que se necesiten ciertas cantidades de alguna cosa y estas estén extinguidas al haber sido demandadas durante tanto tiempo. En resumen; habrá mucha demanda de algo, al ser una producción infinita, y pocos recursos o ningunos, al ser recursos limitados.
    Por último, decir, que yo no hago nada por evitar la obsolescencia programada, ya que, cuando se me rompe algo, la mayoría de las veces tiendo a comprar una nueva en vez de arreglarla, porque como bien dice en el documental, a veces te sale más caro arreglarlo que comprar otro por comodidad. La mayoría de las personas lo hacen.

    ResponderEliminar
  16. Daniel Alejandro Cardona28 de octubre de 2012, 15:28

    En mi opinión, no es compatible, ya que las necesidades de las personas crecen a un ritmo que la naturaleza no puede satisfacer. Los recursos se acaban debido a la excesiva explotación de unos recursos que no son renovables, como lo es el petróleo.
    Realizo menos acciones por evitar este fenómeno de las que me gustaría. Soy del tipo de persona que cuando se estropea un electrodoméstico, prefiere comprar otro nuevo que intentar solucionar el problema que tenga. Pero no intentar arreglar el problema del electrodoméstico no es el único problema a solucionar. El reciclaje del electrodoméstico estropeado es muy importante. Pero por mucho que nos esforcemos en reciclar los electrodomésticos, esta claro que no se consigue gran cosa, pues en el documental apreciamos lo que pasa al final de la vida de un electrodoméstico (lavadoras, microondas, ordenadores), que las empresas envían sus productos a países del tercer mundo donde son tratados de una forma incorrecta y contaminan el ecosistema local.

    ResponderEliminar
  17. El documental “comprar tirar comprar” refleja el derroche de la sociedad actual. Nos hace reflexionar sobre las estrategias de las multinacionales para mantener o aumentar nuestros niveles de consumo y sus niveles de beneficios.
    Lo explica a través del ejemplo claro de un hombre que se le rompe la impresora. Este nos hace darnos cuenta que están fabricados para que duren cierto tiempo y tengamos que volver a comprar productos nuevos. Aunque finalmente él consigue vencer el sistema de usar y tirar. Otro ejemplo sería el de las bombillas, que tienen un número de horas predeterminado.
    A lo largo de la película aparecen imágenes de un país pobre al que exportan todos los deshechos de ordenadores. El africano nos cuenta el largo periodo que llevan vertiendo en su territorio desechos y el por qué ellos no tienen naturaleza. El africano cuenta que lleva muchos años intentando que esto se acabe.

    Eva María Vera Murcia

    ResponderEliminar
  18. La obsolescencia programada se define desde su comienzo como el aprovechamiento de los consumidores por parte de los empresarios. Estos últimos se benefician creando unos consumidores insatisfechos para que busquen nuevos productos, que ellos creen que son mejores, pero que al final seguirán siendo un producto más de la larga cola de actualizaciones del mismo.
    La sociedad se va concienciando de que los productos que tienen no son del todo buenos y que por eso terminan por romperse o no funcionar, y que los productos nuevos que salen a la venta no tendrán esos problemas, mientras que los empresarios son los que mediante fallos programados o “fechas de caducidad” incentivan la compra de los productos que salen nuevos en el mercado.
    La obsolescencia programada tiene como beneficios: la creación de empleo y el crecimiento económico, y como problemas: el empeoramiento de los países subdesarrollados y del medioambiente.
    En mi opinión, las desventajas son más graves que los beneficios. La diferencia entre los países desarrollados y los subdesarrollados, va aumentando, y es más difícil el crecimiento económico de aquellas zonas que lo necesitan.
    Los crecimientos que nos favorecen son a costa de utilizar a los países más pobres como un lugar donde echar aquello que ya no nos sirve o donde llevar aquellas cosas que nosotros ya no queremos para que ellos las utilicen. Pero, dando a los países pobres productos que nosotros ya no utilizamos, ¿ayudamos a su desarrollo? Pienso que no, porque si cada vez nosotros crecemos, ellos seguirán estando unos pasos por detrás, utilizando nuestros productos ya anticuados.

    ResponderEliminar
  19. Creo que nunca había tenido en cuenta este tema, porque nunca me había parado a pensar en él. Después de ver el vídeo, me he dado cuenta de muchas cosas y he entendido el por qué de éstas. Sinceramente, me considero una persona engañada completamente por los fabricantes y los productos que fabrican. Como ha salido en el vídeo, cuando algún objeto se rompe no me paro a pensar en qué hacer para arreglarlo, sino que insisto en comprar uno nuevo. Alguna vez si que me he preguntado “¿Por qué se rompen tan rápido las medias?” pero siempre creí que era por la tela que se utilizaba para su creación, nunca pensé que estaban fabricadas así para que al romperse antes, los fabricantes ganasen más dinero.

    ResponderEliminar
  20. Paula Murcia Fuentes29 de octubre de 2012, 8:13

    Yo pienso que la obsolescencia programada tiene su punto positivo y por otro lado su punto negativo. Su punto positivo es que las personas que hacen los productos poniendo en práctica esa ley ellos siguen ganando dinero, porque ellos saben que la gente si se les rompen los productos volverán para comprar más. Y su punto negativo es que nos perjudica a nosotros porque al romperse los productos tan rápidamente a nosotros nos requiere un gasto continuo de dinero.

    ResponderEliminar
  21. miriam murcia navarro29 de octubre de 2012, 8:22

    En la crisis de 1929 se propuso una ley que es la obsolescencia programada en el que todos los productos tuvieron fecha de caducidad para tener beneficios y generar el empleo.
    Se genera gran cantidad de residuos eléctricos como la bombilla que fue la primera victima de la obsolescencia programada que lo que hizo fue fijar precios y reducir la vida útil de las bombillas.

    ResponderEliminar
  22. Desde mi punto de vista, un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados es totalmente incompatible, ya que la mayoría de las empresas se dedican a producir productos de corta duración y menos calidad, y así no bajar el nivel de las ventas y poder seguir produciendo. La obsolescencia programada, donde en este vídeo se muestran los casos de las bombillas, las medias de Nailon, y otros productos como el IPED, donde en sus fábricas producen de manera que estos productos no salgan tan buenos, y la calidad o duración hagan que, al poco tiempo o en pocos años se tengan que producir nuevos productos y así no bajar las ventas.
    En mi opinión, pienso que como aparece al final del vídeo, donde Phillips dice que está produciendo productos de buena calidad y duraderos y así contradice a otras empresas que hacen lo contrario, y dicen que al no producir nuevos objetos, pierden el trabajo. Estoy de acuerdo con Phillips en producir de esta manera y mantener su trabajo.
    Entonces,pienso que lo que se debería de hacer es dejar de producir tanto, y además esto provoca un gran impacto medioambiental en la naturaleza, como en el ejemplo visto en Ghana, donde llegan a parar muchos residuos de los casos que se han dado en el vídeo, y preocuparse de otras cosas más importantes que no produzcan ese impacto.

    ResponderEliminar
  23. Eugenia Ruiz Sánchez29 de octubre de 2012, 9:38

    Es incompatible, la sociedad actual se encuentra en una contradicción sin salida alguna, la producción se origina con una “caducidad” asegurada del producto. Las industrias y empresas se mantienen al margen y no dan la cara ante la clara realidad, de que la obsolescencia programada, es uno de los mayores problemas actuales a nivel mundial.

    En este documental se refleja claramente los miles de ejemplos como la bombilla, la media de nailon y todo tipo de aparatos informáticos, domésticos y automóviles.

    Los políticos actuales se dedican a incitar al consumismo como solución a la crisis económica pero la indudable verdad es que mientras mantengamos estas mismas acciones por sostener una economía no equitativa se seguirán produciendo productos de baja calidad o programados para dañarse, que terminan en el tercer mundo con un impacto social y ecológico irreparable, no importará si reciclamos o no, si consumimos productos ecológicos o no, porque al final el principal problema de contaminación del mundo es nuestra actual forma de economía.

    ResponderEliminar
  24. En el documental 'Comprar, tirar, comprar'; he podido observar que al paso del tiempo las grandes empresas se las arregla para fabricar como por ejemplo: ordenadores, impresoras, iPod's, bombillas como sale en el documental, puedo decir que no es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados, y las personas como nosotros no podemos hacer nada porque son grandes empresas que tienen un prestigio y van a ser ellas las que decidan.

    ResponderEliminar
  25. En el documental 'Comprar, tirar, comprar' he podido apreciar que antiguamente los productos se hacían de larga duración pero ahora las grandes empresas hacen productos que llegado a cierto tiempo tengan algún problema o dejen de funcionar. Y veo que no es compatible un sistema de producción infinito en un planeta con recursos limitados y no se puede hacer nada porque las grandes empresas tienen más poder que las personas que compramos esos productos.

    ResponderEliminar
  26. Andrea Gil Caselles29 de octubre de 2012, 11:09

    Es incompatible porque las empresas se dedican a crear productos con un cierto límite de caducidad, resaltando los ejemplos del video como la bombilla, las medias de nailon, los coches...
    Si la sociedad sigue dándole la espalda al gran problema actual que es la obsolescencia programa y no hacemos nada al respecto, lugares como Ghana se convertirán en el vertedero mundial de diversas empresas informáticas y acabaremos con los recursos naturales.

    ResponderEliminar
  27. La obsolencia programada, es una tecnología que caduca cada cierto tiempo para forzar al consumidor a comprar algo más nuevo y supuestamente mejorado.
    Para los fabricantes no sale rentable fabricar un producto que dure años, ya que todo se ralentizaría e incluso la industria podría parar en seco.
    Por otro lado están los residuos de todo lo que desechamos porque ya está “pasado de moda”. Todo eso va a los países del tercer mundo, en el que cada vez hay más residuos y prácticamente el trabajo de los habitantes consiste en recoger desechos, para arreglarlos o desmontarlos para revender lo que sirve.
    El tema de verter los residuos a países del tercer mundo me parece una salvajada, y no veo nada bien la obsolencia programada. Está claro que esto es la solución para los fabricantes, y el problema para los ecologistas y económicos. Por esta razón, si queremos evitar la obsolencia programada, no solo tendremos que hacer ver a la gente esta situación a través de documentales y textos, sino también proponer nuevas soluciones para que los fabricantes no paren de producir, respetando al tercer mundo y al medio ambiente.

    ResponderEliminar
  28. Jéssica Malbouires Navarro29 de octubre de 2012, 11:47

    OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

    Primeramente, quiero decir que estoy totalmente en desacuerdo con la obsolescencia programada.
    Este vídeo me ha sorprendido bastante, puesto que no pensaba que todo producto pudiera tener programada su vida y dejase de funcionar. En parte estoy de acuerdo con el fin que tenían las empresas que crearon el sistema de la bombilla limitando su duración para que el consumo fuese mayor y así la economía no se hundiese. Pero creo que esa no era la única forma de conseguir el objetivo que tenían.

    ResponderEliminar
  29. En comprar, tirar, comprar, unas de las principales frases que he captado en cuanto a la producción de los materiales han sido que si la gente no compra, la economía no va a crecer; que acortan la vida de los productos para aumentar las ventas; y que hacen los productos mas frágiles para que así puedan romperse antes y la gente se sienta obligada a comprar mas y más rápido.

    Pienso que esas tres frases tiene bastante razón ya que si una persona compra un producto que tarde en desgastarse, no necesitará volver a comprarlo hasta dentro de un tiempo y por lo tanto, aquellos vendedores que dependen de esos materiales no podrán llevar unas ventas acorde con el número de productos que fabriquen.

    En cuanto a la pregunta de que si un sistema de producción infinito es compatible en un sistema de recursos limitados, pienso que, no es nada compatible. Más que nada, porque un sistema de producción necesita recursos, y esos recursos son extraídos ya sea naturalmente o artificialmente, pero en cualquiera de los dos casos, tienen que explotar a la madre naturaleza para extraer esos recursos necesarios. Por lo tanto, en cuanto se acaben los recursos de la madre naturaleza no podrá haber más sistema de producción.

    Finalmente, desde mi punto de vista, he de decir, que hay muchas maneras de evitar la obsolencia programada. Una persona puede tener muchos hobbies y uno de ellos puede ser la manualidad. Hay muchos electrodomésticos… que para llevar su función a cabo necesitan bastantes piezas y si este se estropea, no tienen porqué haberse estropeado todas las piezas de por ejemplo una lavadora, por lo tanto con una de esas piezas puedes crear un ‘’robot’’ personalizado a tu manera.

    ResponderEliminar
  30. Yo creo que no es compatible, ya que, si disponemos de unos materiales limitados, llegará un momento en el que no dispongamos de suficientes elementos, para seguir con la producción de muchos de los productos que se han estado elaborando sin control, debido a este sistema de producción infinito.
    Desde mi opinión, son las empresas quienes tienen la opción de eliminar este problema, debido a que son ellas quienes lo generan. Poco a poco, los consumidores nos hemos acostumbrado a asumir que las cosas cada vez duran menos.

    ResponderEliminar
  31. Jaime Espinosa Pérez29 de octubre de 2012, 13:21

    El video me ha impresionado mucho porque no sabia nada sobre este tema, por lo que todo me ha pillado de improvisto, lo que sale en este documental es algo que los consumidores deberíamos de saber. Este video nos enseña como los magnates de las empresas son los “dueños del mundo” y hacen con nosotros lo que quieren, nos obligan y nos conciencian a estar comprando continuamente, lo de la bombilla, las medias de nylon o el chip de la impresora son cosas que me han asombrado mucho, la conclusión que saco de este documental es que hemos sido condicionados a comprar por comprar sin tener una necesidad real y que somos unas marionetas de los ricos del mundo que hacen lo que quieren, nadie les para y ellos solo miraran por su bien, no miraran ni por nuestro bien ni por el del planeta…

    ResponderEliminar
  32. En mi opinión pienso que no, ya que no todos los recursos de la tierra son limitados. Según lo que pensaban ellos, era para salir de la crisis y porque terminaron de importarle lo duradero. Pasaron a elegir el diseño y que tenga una vida poco útil, por lo que beneficia la economía del país. Realmente, no a todos les gusta este método, tal como dice el vídeo, a los ingenieros (por ejemplo)no les hace mucha gracia tener que fallar en su ética profesional que trata sobre satisfacer las necesidades humanas y facilitar la vida del humano, a tener que diseñar cosas poco duraderas y nada servibles .
    Yo pienso, que también tendríamos que pensar en el medio ambiente, ya que nos resulta más útil un mundo mejor en el que poder vivir, que un mundo a punto de destruirse y contaminado.

    ResponderEliminar
  33. Helena Celedonio Murcia29 de octubre de 2012, 14:31

    La obsolescencia programada es la planificación de un producto para que dure un tiempo determinado. En la actualidad ya hay muchas personas que se revelan a esto e intentan hacer algo por no comprar de nuevo, además el reciclaje se esta volviendo lo más rentable. Ésta tiene ventajas e inconvenientes tanto para las empresas como para los consumidores de los productos.
    Las ventajas que la empresa siempre estará realizando ese producto y no dejará a trabajadores sin trabajo y ayudan a crecer la economía. Las desventajas es que por ejemplo en productos como bombilla este método podría funcionar, pero en otros productos como la impresora hacen que las personas apuesten por las empresas que no usen este método y apuesten por el reciclaje que es más económico y menos contaminante, también que la calidad de los productos baja mucho al hacer productos que no duren, no como a principios de siglo XIX que esto no sucedía.

    ResponderEliminar
  34. Si los productos como bombillas, ordenadores, teléfonos, etc., durasen para siempre, llegaría un momento en el que, si no dejarían de producirlos, lo harían en cantidades muy pequeñas, con lo cual, la mayoría de la gente que actualmente trabaja en ello y vive de ello, se quedaría sin trabajo. Ya no se necesitaría tanta gente en las fábricas. Sin embargo, si esa gente compró los objetos mientras tenía trabajo, no necesitaría comprarlo de nuevo, por lo que todos en general necesitaríamos menos dinero, únicamente para productos esenciales como la comida, pues, incluso la ropa, nos duraría mucho más tiempo.
    Sin embargo, si la obsolescencia programada continúa llevándose a cabo, todo lo que nosotros tiremos antes de comprar objetos nuevos tendrá que ir a alguna parte, y esa parte siempre terminan siendo países poco desarrollados.

    ResponderEliminar
  35. Ya alguna vez me había parado a pensar en este tema. ¿Por qué nos vemos obligados a consumir constantemente y desechar las cosas antes de tiempo? Es cierto que la obsolescencia programada tiene sus ventajas, ya que cuanto antes deje de funcionar un producto, antes tendremos la necesidad de comprar otro, de esta manera la producción aumentará y habrá más posibilidad de trabajo y, por tanto, mejor economía. Pero ésto conlleva una contaminación disparatada y, teniendo en cuenta que los recursos son limitados, deberíamos andarnos con más cuidado en estos temas.
    Este sistema se basa en el propio interés del empresario, y no en el bien común y, por tanto, no es ético.
    Creo que la mejor solución ante este dilema sería producir imitando a la naturaleza en cierto modo, es decir, que los propios productos que ya no funcionen, sirvan para realizar un nuevo producto, de este modo el planeta ya no saldría perdiendo.

    ResponderEliminar
  36. Yo pienso que no es compatible un sistema de producción infinito y un planeta con recursos limitados, ya que si seguimos produciendo más y más, va a llegar un día en el que no nos queden recursos. Las grandes empresas están convirtiendo a los países subdesarrollados en los basureros de los desarrollados, y eso es indignante. Deberían poner medios para que no ocurriera esto, porque por culpa de la avaricia de unos cuantos, están acabando con el bienestar de muchas otras personas. Personalmente, sí que hago algo para evitar la obsolescencia programada, ya que cuando se me rompe algo (como el móvil o el ordenador portátil) intento siempre arreglarlo. Muchas veces es difícil hacerlo, ya que muchas empresas te ponen trabas. Te dan garantías muy cortas, te dicen que el arreglo no entra dentro de ella o, simplemente, cuando ya se te ha acabado la garantía, te comentan que es más caro arreglar el producto que comprar uno nuevo. Todo esto para que compres el último modelo que ha salido de móvil, o el portátil más rápido y eficaz del mercado. En definitiva, para venderte cosas que no te hacen falta. También intento muchas veces que se me agujerea ropa arreglarlo. Mi madre fue costurera y en un rato me lo puede arreglar. Las empresas textiles siempre buscarán su beneficio, por eso la mayoría de las telas son tan finas que se rompen al lavarlas o a veces las suelas de los zapatos se despegan nada más estrenarlas. En conclusión, la gran mayoría de la población del mundo somos marionetas y la gran mayoría de las veces caemos en sus redes.

    ResponderEliminar
  37. El problema de esta programación del fin de la vida útil de un producto es que desde su inicio su objetivo fue el lucro económico inmediato,sin tener en cuenta el cuidado y el respeto del medio ambiente ni del ser humano,porque cada producto que se vuelve obsoleto,supone contaminación al deshacerse de el,o sea,que el actual sistema económico y de producción no se ajusta nada al equilibrio ni a la armonía del medio ambiente.

    ResponderEliminar
  38. Parece irreal, pero todo es cierto, los países desarrollados usamos a países subdesarrollados como la gran mayoría de países de África como basureros.
    Me paso a hablar sobre la obsolescencia programada, en este caso siempre hay dos opiniones, el vendedor y el comprador, el vendedor siempre quiere vender mas y mas y mas, y para que eso puedo ocurrir necesita recortar la vida utíl de su producto, claro ejemplo el de la impresora, y por parte del comprador, no entiende como puede ser que comprara ese producto hace 1 año y que ya no funcione, y que cuando vaya a repararlo, le cueste mas que comprarse uno nuevo.

    ResponderEliminar
  39. Jose Antonio Martinez Jara5 de noviembre de 2012, 10:38

    No se debería programar la obsolescencia de un producto en ningún caso, ya que se deberían fabricar para que duren, pero claro, esto arruinaría a las empresas, por lo tanto la obsolescencia no es mala del todo, pero fabricar productos que no duren ni 10 años es demasiado, desde mi punto de vista, aparte del daño medioambiental que produce el desecho continuo de aparatos.

    ResponderEliminar
  40. La obsolescencia programada seria eficaz si las empresas cumplieran con la ética empresarial de devolver parte de la riqueza que genera el consumo a la sociedad pero desgraciadamente cada día se cumple menos, y en cuanto a la sostenibilidad indudablemente los productos deberían tener una duración muy superior y permitir que solo quien quisiera incorporar nuevas características cambiasen sus productos por otros nuevos, generando también un mercado de aparatos de segunda mano mayor del existente para evitar el expolio de recursos naturales, y dando la oportunidad de conservarlos mas tiempo para quienes tienen suficiente con el producto comprado inicialmente

    ResponderEliminar
  41. Estoy en contra de la obsolescencia programada pero a la vez a favor, porque si no existiera las personas no comprarían tanto y si no compran no se movería la economía y la empresas cerrarían porque no habría ventas. Las empresas cerrarían y los trabajadores serian despedidos por lo que aumentaría el paro. Al hacer que las cosas duren menos, provocamos que las personas compren. Al comprar mueven la economía, la empresas producen mas y aumenta el trabajo. Pero lo que no deberían de hacer es tirar todo lo que no sirve a países pobres, porque esos materiales se podrían reutilizar, en vez de contaminar con ellos el medio ambiente.

    ResponderEliminar
  42. alejandro saez sanchez6 de noviembre de 2012, 2:26

    Ami no me gusta la idea de la obsolescencia programada pero se que si no fuera así la economía no saldría adelante y que la sociedad seria diferente. Yo pienso que el mundo puede funcionar de otra forma podrían hacer las cosas interminables y que cada cierto tiempo que fuera avanzando la tecnología pudieras añadirle mejoras o no, eso dependería del gusto de la gente.
    Un claro ejemplo es las bombillas hay unas que gastan mas y otras que gastan menos, si hay gente que quiere consumir menos que compre esas bombillas y los que no que sigan con las mismas, ¿pero que se rompan o que tengan un limite de vida?, me parece una barbaridad.
    El consumismo que se desarrolla con eso y lo que contamina es obsceno.
    Terminando, yo no habría inventado la obsolescencia programada y habría intento solucionar la economía mirando mas al bienestar de la gente y a la naturaleza sobre todo.

    ResponderEliminar
  43. Yo creo que, si fuéramos responsables y reutilizáramos bien todos los productos que quedan obsoletos para fabricar nuevos productos si sería compatible en un planeta con recursos limitados, y también de esa forma no habría tantos aparatos tirados en los países subdesarrollados, ya que utilizaríamos todo eso para fabricar nuevos aparatos.
    Yo creo que la obsolescencia programada es buena hasta un cierto punto, porque si las cosas se fabricaran para siempre los fabricantes no ganarían dinero, las empresas no ganarían dinero porque llegaría a un punto donde casi todo el mundo ya tendría ese producto y como no se rompe no tendrían necesidad de comprar mas.
    Lo que pasa es que estos fabricantes tan solo miran por su bienestar y en ganar dinero y fabrican los productos que cada vez duran menos. La obsolescencia programada es buena hasta cierto punto.

    ResponderEliminar
  44. Este reportaje dice muy bien todo lo que pueden hacer las grandes multinacionales con nosotros nos sacan productos a gran coste y con fecha de caducidad. Encima se llevan sus grandes fabricas a países del tercer mundo para así bajar su costes de producción y sacar mas beneficios en esos bienes.
    Todas estas cosas solo traen inconvenientes en nuestra economía y sociedad. Pero bueno estas personas solo miran por sus intereses y no tienen escrúpulos de como ganar ese dinero.

    ResponderEliminar
  45. En mi opinión, este vídeo me ha sorprendido bastante porque no sabia nada acerca de este tema.
    Me he dado cuenta de que los vendedores hacen lo que quieren con las personas que no saben nada sobre este tema y creo que deberían de estar informadas, porque la mayoría de veces no hace falta comprar por comprar pero lo haces porque confías en los vendedores y eso no es así. Y cada vez nos hacemos más a la idea de que las cosas duran menos.

    ResponderEliminar
  46. José Manuel García Martínez4 de mayo de 2013, 14:02

    La obsolescencia programada es, es mi opinión, una solución errónea para un problema que podría resolverse de otras formas más respetuosas con el medio ambiente y con el interés general, tanto de los vendedores como de los compradores.

    Fabricar productos de manera continua para impulsar la economía es, a mi parecer, una idea ya desfasada, teniendo en cuenta los muchos problemas que ocasiona, en cuanto al despilfarro de recursos y a la contaminación.

    Hay que cambiar de mentalidad y no pensar en términos de crecimiento, sino de decrecimiento: fabricar productos que duren lo que tengan que durar, pero todo lo caros que sea necesario para mantener alta la economía.

    ResponderEliminar